Pesca a Mosca en el Mar II

0
9

PESCA A MOSCA DE PEQUEÑOS DEPREDADORES

Aprovechando que este número aborda el rockfishing vamos a tratar de capturar las mismas especies pero con nuestros equipos de mosca.

Podemos empezar con pequeños depredadores como chicharros, arenques, bogas, caballas y pequeñas lisas y sargos utilizando equipos ligeros. Y aumentando el tamaño de nuestros equipos podemos tratar de pescar especies mayores como lubinas, pejes rey, agujas, sierras, bicudas…

Pero comencemos como hemos dicho con los equipos ligeros: una caña de nueve pies para líneas 5/6, el carrete, pequeño y ligero. No es necesario que albergue una gran cantidad de backing, ya que no vamos a pescar especies que nos saquen tanta línea del carrete. ¡Ojalá! La línea que utilizaremos, será una de hundimiento o intermedia, para facilitar la pesca en ese tramo de agua entre uno y cinco metros.

En algunos momentos del año es fácil ver numerosos bancos de arenques, chicharros y caballas, acercándose a nuestras costas. Se agrupan cerca de los puertos, embarcaderos y zonas tranquilas con profundidad. Son minidepredadores que atacan vorazmente a sus presas. Son capturas pequeñas, pero si acertamos con su localización y la mosca indicada, seguramente tendremos una jornada entretenida y abundante en capturas. Las imitaciones que podemos utilizar para ello, son pequeñas moscas de entre uno y seis centímetros que imiten los alevines de los cardúmenes de los que se alimentan.Tendremos más posibilidades utilizando imitaciones que pesen y puedan profundizar rápido o bien, utilizar algún tipped de hundimiento para ayudar a que bajen más rápidamente. Es a media agua, donde tendremos la mayoría de las picadas. Funcionan muy bien los colores blanco, marrón, verde y azul, alternados con materiales brillantes (no en exceso).En el bajo de línea lo ideal es pescar lo más fino posible dadas las dimensiones de los peces a pescar. Podemos ir desde un 0.10 / 0.12 hasta un 0.20 / 0.22. 

La acción de pesca será con lances largos, dejando que nuestra imitación coja profundidad, para recoger a pequeños tirones de forma continuada o alternando con pequeñas pausas, dándole movimiento y sensación de vida. Cuando notemos la picada, clavaremos levantando verticalmente la caña, tratando de no perder nunca la tensión.A veces podemos encontrar alguno de estos bancos alimentándose de pan y engodo de otros pescadores que la marea arrastra. No dudéis en utilizar imitaciones de pan o asticot, os llevareis una gran sorpresa. También podemos tratar de capturar lisas con imitaciones de miga de pan, para lo cual será más conveniente utilizar una línea flotante. El bajo de línea, lo más fino posible y la acción de pesca, al contrario que en el anterior escenario, esta vez, será con lances precisos a la zona donde se alimentan los peces, manteniendo nuestra imitación quieta en el agua esperando el ataque.

En zonas rocosas podemos intentar pescar sargos, pequeñas agujas, lubinas, gallos y, cómo no, algún pez araña, que atacarán nuestros señuelos. Las pequeñas agujas y lubinas requerirán una acción de pesca rápida y continua, con movimiento. Por el contrario, los sargos y los gallos necesitan de una pesca más lenta y una mayor perfección en las imitaciones. Utilizando imitaciones de crustáceos podemos sorprendernos también de vez en cuando con el ataque de alguna vieja. En este caso, la dureza y calidad de nuestro anzuelo serán decisivas a la hora de aguantar sus fuertes mordiscos. La línea será de hundimiento o intermedia. Subiremos un poco el diámetro del bajo de línea para evitar roturas por las mandíbulas de los peces cosa que, en ocasiones, por desgracia, nos será imposible evitar.

Aumentando un poco el tamaño de nuestro equipo de pesca tentaremos a otros depredadores como las bicudas, pejes rey o sierras. Utilizaremos cañas de 9/9.5/10 pies de longitud, para líneas de entre 7/8/9. Carretes con un buen freno para poder parar las primeras arrancadas de los peces. Líneas capaces de lanzar grandes moscas a distancias largas. La acción de pesca la podemos realizar sobre la superficie del agua, utilizando líneas flotantes con moscas poco pesadas y poppers, o bien a media agua utilizando líneas de hundimiento. El diámetro del bajo de línea aumenta, cómo no, con el tamaño de los peces a capturar. Con un 0.30/0.40 podremos pescar un poco más seguro. Lances largos, dejando profundizar nuestro señuelo y recogida rápida, alternando con pequeños tirones y pausas, provocarán el ataque de estos depredadores. Tendremos que estar atentos y clavar fuertemente, tratar de tener la menor cantidad de línea fuera del carrete sin tensión y trabajar con el freno del carrete. Tenemos que tener en cuenta que la densidad de la línea crea mucha más resistencia al agua en la huida de los peces. Con estos peces necesitaremos moscas más grandes, con anzuelos mayores y resistentes. Imitaciones de peces pasto, bogas, chicharros, sardinas…

Tenemos que tener muy en cuenta la orografía y sus orillas. Muchas veces no tendremos la opción de realizar lances normalmente desplazando nuestra línea hacia atrás, por tener obstáculos. El aprendizaje y práctica de lances rodados es esencial. Los lances rodados, se realizan formando un arco con la línea y la caña justo por detrás de nosotros y un movimiento enérgico hacia adelante, imprimiéndole fuerza y velocidad a nuestra línea.

Otro factor importante es el viento. La mayoría de los días que salgamos a pescar en nuestras aguas, nos encontraremos con viento, bien de forma continua o alternando fuertes rachas con momentos de calma. Para hacer frente al viento, practicaremos y perfeccionaremos la doble tracción. La doble tracción, consiste, básicamente en imprimir fuerza a la línea con pequeños tirones con nuestra mano izquierda. Cuando llevemos nuestra caña hacia atrás le daremos un pequeño tirón con nuestra mano izquierda a la línea y en el momento de mover hacia adelante nuestra caña y lanzar nuestra línea, imprimirle otro tirón. Con esta acción, conseguiremos darle mucha más fuerza para luchar contra el viento y ganaremos distancia en el lance.

Espero que os ayude a engancharos un poco más a este tipo de pesca, tengáis buenas capturas y también gratificantes sueltas. ¡Captura y suelta, no lo olvides!

Daniel Cerezal